Prostate Cancer Foundation

donate ribbon

Donate Now    FAQs   Contact Us   Español   twitter   facebook

Navigation

VIVIR CON CÁNCER DE PRÓSTATA

Disfunción intestinal

Volver a Efectos Secundarios


English | Español

La expresión “disfunción intestinal” incluye diarrea o heces frecuentes, incontinencia fecal o incapacidad para controlar la defecación, y sangrado rectal. Todos estos efectos secundarios son mucho más comunes después de la radioterapia de haz externo que después de cualquier otra terapia primaria, pero a medida que las técnicas y las estrategias de planificación de la dosis han mejorado, estas tasas han estado disminuyendo.

Durante una prostatectomía, los daños al recto son poco frecuentes (<2-3%) y lo más probable es que los cambios intestinales que aparecen en las primeras semanas después de la cirugía sean el resultado del ajuste del cuerpo al aumento de espacio abdominal con la pérdida de la próstata. Sin embargo, la radioterapia puede causar daños significativos en el recto, que tienen como resultado todos y cada uno de los síntomas indicados anteriormente.

La radioterapia de haz externo estándar cubre una amplia área con radiación, aunque esta área ha disminuido con las técnicas modernas de dosimetría y radiación. Además, la función intestinal tiende a permanecer igual o deteriorarse en lugar de mejorar con el tiempo, a medida que los efectos de la radiación se acumulan. Después de dos años, aproximadamente el 10-20% de los hombres reportó tener diarrea persistente unas cuantas veces a la semana, mientras que el sangrado rectal aumentó constantemente de un 5% inmediatamente después del tratamiento a un 25% después de dos años. En contraste con esto, después de dos años, las tasas con radioterapia de intensidad modulada (RTIM) permanecen bajas y oscilan alrededor del 5%.

La disfunción intestinal después de la braquiterapia tiende a ser más baja de lo que se ha observado con la radioterapia de haz externo y lo más importante es que parece estabilizarse afectando a <10% de los pacientes después de tan sólo un año.

Tratamiento de la disfunción intestinal

Aparte de tratar los síntomas individuales según sea necesario, hay pocas opciones de tratamiento, si es que hay alguna, para la disfunción intestinal después de la radioterapia. Se puede usar la terapia con láser para detener el sangrado en el recto causado por la radiación. Se pueden utilizar agentes antidiarreicos (lomotil, imodium) para ayudar con la deposición de heces blandas. El aumento de la ingesta de fibra a través de cereales integrales, frutas y verduras, o suplementos de fibra, también puede ayudar.

El cuidado minucioso de la alimentación para evitar los alimentos que podrían irritar el tubo gastrointestinal es importante, pero la eliminación completa de los alimentos fibrosos voluminosos puede causar estreñimiento y sobreesfuerzo, lo cual puede a su vez empeorar el estado del recto.


Volver a Efectos Secundarios

Print | Bookmark and Share

manhood for good

prostate cancer guides and books

patient support

prostate cancer clinical trials