Prostate Cancer Foundation

donate ribbon

Donate Now    FAQs   Contact Us   Español   twitter   facebook

Navigation

VIVIR CON CÁNCER DE PRÓSTATA

Pérdida de fertilidad

Volver a Efectos Secundarios


English | Español

A pesar de los mejores esfuerzos de los cirujanos y los radioncólogos, es casi imposible que un hombre retenga su capacidad de engendrar hijos a través del acto sexual después del tratamiento inicial. Durante una prostatectomía se extraen tanto la próstata como las vesículas seminales cercanas. Las vesículas seminales son dos pequeñas estructuras ubicadas en la base de la vejiga. Junto con la próstata, proporcionan el semen que lleva el esperma hacia abajo por la uretra y hasta el exterior del pene durante la eyaculación. La pérdida de semen después de la cirugía hace que la eyaculación sea imposible, por lo que físicamente el esperma no puede salir del cuerpo para llegar al óvulo de la mujer y fertilizarlo.

Con la radioterapia, la fertilidad casi siempre resulta afectada. La próstata y las vesículas seminales irradiadas tienden a producir semen que no puede transportar bien el esperma. Además, el esperma, que se produce y guarda en los testículos, puede resultar dañado. Esto ocurre mucho menos frecuentemente con las formas de tratamiento en que se realiza una planificación más precisa de la dosis.

Opciones de fertilidad después del tratamiento

Para los hombres que deseen engrandar hijos después del tratamiento para el cáncer de próstata, la mejor oportunidad de fertilidad es almacenar su semen en un banco de esperma. El semen que contiene esperma se congela en nitrógeno líquido y, aunque técnicamente las células aún están vivas, toda la actividad celular cesa. Después de la descongelación, hasta un 50% del esperma se regenerará y se podrá utilizar para la inseminación artificial.

Como alternativa al almacenamiento en un banco de esperma, la extracción de esperma directamente de los testículos podría ser una opción. Después de recolectar el esperma del tejido testicular, un espermatozoide microscópico se inyecta en un óvulo microscópico. Si se forma un embrión, éste se implanta en la pared uterina de la mujer y se deja que crezca.

Aunque los avances técnicos en la reproducción asistida han mejorado enormemente las tasas de concepción, las tasas de éxito para los dos procedimientos combinados —extracción de esperma seguida por inyección del esperma en el ovario— son inferiores al 50%.


Volver a Efectos Secundarios

Print | Bookmark and Share

1 in 6 men will be diagnosed with prostate cancer

prostate cancer guides and books

patient support

prostate cancer clinical trials