Prostate Cancer Foundation

donate ribbon

Donate Now    FAQs   Contact Us   Español   twitter   facebook

Navigation

VIVIR CON CÁNCER DE PRÓSTATA

Efectos secundarios de la terapia hormonal

Volver a Efectos Secundarios


English | Español

La testosterona es la principal hormona masculina y desempeña un papel importante para establecer y mantener las características masculinas típicas, tales como crecimiento del vello corporal, masa muscular, deseo sexual y función eréctil, y contribuye a multitud de otros procesos fisiológicos normales del cuerpo.

La lista de los posibles efectos secundarios a la pérdida de testosterona es larga: sofocos, disminución del deseo sexual, pérdida de densidad ósea y aumento del riesgo de fracturas (osteoporosis), disfunción eréctil, fatiga, mayor riesgo de diabetes y ataques cardíacos / accidentes cerebrovasculares, aumento de peso, disminución de la masa muscular, anemia y pérdida de memoria. El colesterol, especialmente el colesterol LDL, tiende a subir, y los músculos tienden a ser reemplazados por grasa. La mayoría de los hombres que reciben terapia hormonal tienen por lo menos algunos de estos efectos, pero es imposible predecir la medida en que cualquier hombre será afectado por cualquier régimen farmacológico. Consulte las secciones anteriores para obtener descripciones más detalladas de estos efectos secundarios y su tratamiento.

Antes de comenzar la terapia hormonal, cada hombre debería comentar con sus médicos los efectos de la pérdida de testosterona, para que pueda alterar su estilo de vida con el fin de acomodar o bloquear los cambios. El ejercicio es probablemente lo mejor que un hombre puede hacer para prevenir muchos de estos efectos secundarios.

Terapia intermitente

A lo largo de los años, los investigadores han explorado diferentes maneras de minimizar los efectos secundarios de la pérdida de testosterona a la vez que se maximiza el efecto terapéutico de la terapia hormonal. La estrategia más comúnmente explorada se conoce como terapia intermitente.

Esta estrategia aprovecha el hecho de que después de retirar los agonistas de la LHRH, se requiere cierto tiempo antes de que la testosterona comience a circular de nuevo (Ver en la sección Terapia hormonal un repaso de cómo actúan las diferentes terapias hormonales.)Con la terapia hormonal intermitente, el agonista de la LHRH se utiliza durante seis a doce meses, y durante ese tiempo se mantiene un nivel bajo de PSA. La administración del fármaco se detiene hasta que el PSA aumenta a un nivel predeterminado, y en ese momento se reanuda la administración del fármaco. El "descanso del fármaco" entre ciclos permite a los pacientes regresar a niveles casi normales de testosterona, lo cual permite potencialmente que la función sexual y otras medidas importantes de calidad de vida regresen antes de que el próximo ciclo comience de nuevo.

No obstante, en este momento los verdaderos beneficios de este enfoque siguen sin estar claros, y en la actualidad se están realizando ensayos clínicos de gran tamaño para evaluar su uso en hombres con cáncer de próstata avanzado. Si el enfoque resulta ser tan eficaz como la terapia continua para suprimir el crecimiento del tumor, lo más probable es que la terapia intermitente se vuelva popular debido al potencial que tiene de brindar un mejor perfil de efectos secundarios.


Volver a Efectos Secundarios

Print | Bookmark and Share

1 in 7 men will be diagnosed with prostate cancer

prostate cancer guides and books

patient support

prostate cancer clinical trials