Prostate Cancer Foundation

donate ribbon

Donate Now    FAQs   Contact Us   Español   twitter   facebook

Navigation

VIVIR CON CÁNCER DE PRÓSTATA

Aumento del PSA durante la terapia hormonal

Volver a Efectos Secundarios


English | Español

En esta sección se resumen los puntos clave que se deben considerar cuando su PSA esté aumentado mientras se está sometiendo a terapia hormonal. La lista no es en absoluto exhaustiva y podría haber otros puntos que usted también quiera considerar. El objetivo es ayudarle a enfocarse en lo que necesita saber sobre cada estadio de la enfermedad, para que pueda tener diálogos periódicos significativos con todos los miembros de su equipo de atención de la salud, mientras encuentra el plan de tratamiento que es adecuado para usted.

  1. Un aumento del PSA durante la terapia hormonal no significa que a usted no le queden opciones: significa que debe considerar el uso de otras terapias sistémicas, tales como quimioterapia, medicamentos hormonales alternativosagentes que se dirijan a la extensión del cáncer de próstata (metástasis). Es posible que algunas de estas opciones estén disponibles a través de ensayos clínicos. Este campo está cambiando constantemente y se esperan aprobaciones de nuevos fármacos y vacunas contra el cáncer, por lo que se le insta a que consulte con sus médicos acerca de algunas de estas terapias más nuevas.
  2. Cuando el cáncer esté avanzando a pesar de que el nivel de testosterona en la sangre sea bajo (un análisis de sangre puede comprobar esto y debe ser menos de 50 ng/dl mientras se estén recibiendo terapias de reducción de testosterona), denominamos a este estadio cáncer de próstata resistente a la castración, o independiente de los andrógenos o resistente a las hormonas (hormonoresistente). Sin embargo, algunas terapias hormonales aún pueden ser eficaces en este ámbito, incluyendo bicalutamida, flutamida, nilutamida, ketoconazol, esteroides y DES. Su médico deberá decidir si estas terapias son adecuadas para usted basándose en los riesgos y el beneficio de cada uno de estos medicamentos. La bicalutamida, la flutamida y la nilutamida actúan bloqueando el receptor de la testosterona, mientras que el ketoconazol disminuye el nivel de testosterona aún más, al reducir la producción de testosterona por la glándula suprarrenal. El DES es un estrógeno que puede reducir el nivel de testosterona y tiene actividad anticancerígena. Por último, a veces los esteroides pueden ser útiles por sí mismos para controlar el dolor y reducir el nivel de PSA por un período de tiempo. En general, sin embargo, la mayoría de estos medicamentos sólo son eficaces durante un período de tiempo relativamente corto, del orden de tres a cinco meses como promedio, por lo que la planificación para el futuro y otros tratamientos sigue siendo importante.
  3. El objetivo principal de la quimioterapia es impedir que las células cancerosas se dividan y crezcan. Pero cuando consideramos si un fármaco está siendo eficaz, generalmente hay dos niveles de eficacia: si un fármaco es paliativo, lo cual significa si puede aliviar los síntomas, y si puede afectar el crecimiento de las células cancerosas de manera suficientemente significativa como para prolongar la vida. A veces la quimioterapia puede hacer estas dos cosas, y cuánta quimioterapia beneficiará a un hombre es algo muy individualizado, que se basa en su perfil individual. Es importante ver a un oncólogo médico temprano durante el transcurso de la enfermedad, para que estas opciones de tratamiento sean consideradas de manera oportuna.
  4. Los beneficios de la quimioterapia en el cáncer de próstata se han demostrado de forma relativamente reciente: la estramustina (Emcyt) existe desde hace varias décadas como terapia paliativa para los hombres con cáncer de próstata; el mitoxantrone (Novantrone) fue aprobado por la FDA en 1996, cuando se demostró que proporcionaba un beneficio paliativo para los hombres con cáncer de próstata avanzado; el docetaxel (Taxotere) fue aprobado en 2004, cuando se demostró que prolongaba la vida de los hombres que lo tomaban y aliviaba los síntomas mejor que el mitoxantrone.
  5. Aunque todos los fármacos quimioterapéuticos están diseñados para frenar o detener el crecimiento de las células cancerosas, cada uno tiende a actuar de manera ligeramente diferente. No obstante, no sabemos si combinar las quimioterapias ofrece un mayor beneficio para los hombres con cáncer de próstata y es posible que esto aumente las toxicidades. En la actualidad, la norma terapéutica es tratar primero con una quimioterapia (generalmente docetaxel y prednisona), seguida por terapias adicionales cuando el docetaxel deje de ser eficaz. En la actualidad se están realizando muchos ensayos clínicos en los que se está explorando añadir medicamentos experimentales al docetaxel, para hacer que éste sea más eficaz y prolongue la vida y la calidad de vida. Le instamos a que considere con sus médicos si un ensayo clínico es adecuado para usted.
  6. Preste atención especial a sus reacciones a los diferentes fármacos quimioterapéuticos. Usted es la única persona que realmente conoce su propio cuerpo, por lo que es la única persona que puede saber si podrá tolerar un régimen de tratamiento en particular. Típicamente, se administra prednisona en dosis bajas con docetaxel y mitoxantrona para ayudar con la tolerabilidad de la quimioterapia. Sin embargo, la prednisona también tiene varios efectos secundarios que usted debería conocer, incluyendo problemas del sueño, aumento del apetito y el peso, adelgazamiento de la piel, malestar estomacal, pérdida ósea acelerada, riesgo de fractura ósea e infecciones.
  7. No trate de hacerse el duro o “macho”. Hay muchos fármacos disponibles para ayudar a evitar (prevenir) o tratar los diferentes efectos secundarios de la quimioterapia, especialmente para prevenir las náuseas y los vómitos.
  8. Enfóquese en usted. No importa lo que haga, siempre y cuando eso pueda ayudarle a reducir el estrés y pueda ayudarle con la parte más importante de su tratamiento del cáncer: ponerse bien. Tener una buena red de apoyo social a través de la familia y los amigos le ayudará en su capacidad para luchar contra el cáncer. Los grupos de apoyo para el cáncer de próstata que se encuentran por todas partes de los EE.UU. también pueden brindar este tan necesario apoyo. Pregunte a su médico por uno de estos grupos en su área.
  9. Las células del cáncer de próstata que se han diseminado más allá de la próstata parecen preferir el tejido óseo y tienden a emigrar a dicho tejido después de escapar de la región pélvica. Una vez que las células se establecen, se conocen como metástasis óseas del cáncer de próstata. A diferencia del cáncer de hueso, que se origina en el hueso, las metástasis óseas del cáncer de próstata consisten en realidad en grupos de células de cáncer de próstata que se establecen dentro de los huesos.
  10. Cuando las células del cáncer de próstata se establecen en los huesos, interactúan con las células óseas, haciendo que crezcan células óseas nuevas y causando la descomposición del tejido óseo. El material de tipo colorante que se inyecta durante una exploración ósea resalta las áreas de metabolismo óseo o actividad ósea, es decir, las áreas en las que el tejido óseo está cambiando más rápidamente de lo que lo haría normalmente en un hombre adulto saludable.
  11. A menudo, los hombres que tienen dolor por causa de una metástasis ósea se tratan con radiación dirigida directamente a la metástasis o con fármacos emisores de radiación que se establecen en la metástasis después de ser inyectados a través de una vena. La radiación destruirá las células del cáncer de próstata en la metástasis y por lo tanto aliviará el dolor.
  12. Los bisfosfonatos son fármacos que están diseñados para ayudar a reestablecer el equilibrio en el hueso entre el crecimiento óseo y la destrucción ósea, el cual es alterado por las metástasis óseas del cáncer de próstata. El ácido zoledrónico (Zometa) es un bisfosfonato que se administra intravenosamente, que puede demorar la aparición de las complicaciones asociadas con las metástasis óseas del cáncer de próstata y aliviar el dolor. Generalmente, se administra una vez cada tres semanas como una infusión durante 15 minutos. A veces se utilizan también programas menos frecuentes, dependiendo de la circunstancia individual y el riesgo del paciente. Existen algunos riesgos con el ácido zoledrónico, incluyendo lo que se conoce como osteonecrosis ósea (ONM), que puede ocurrir después de procedimientos y extracciones dentales de tipo profundo, o a veces espontáneamente. En algunas ocasiones esto causa dolor de mandíbula y una curación deficiente de los dientes.
  13. A medida que los huesos de la columna vertebral se debilitan, pueden colapsar uno sobre otro, comprimiendo la médula espinal y los nervios que salen de ella. La compresión de la médula espinal asociada con el cáncer de próstata metastásico puede causar problemas graves si no se controla inmediatamente, por lo que debe asegurarse de comunicar a sus médicos todo nuevo dolor, debilidad o cambios en los hábitos intestinales, cualquiera de los cuales puede ser el resultado de compresión de la médula espinal. Si esto ocurre, se utilizan esteroides y radiación.
  14. El cáncer puede ser doloroso y no hay beneficio en actuar de manera estoica y pretender que a usted no le afecta. Se dispone de muchos medicamentos eficaces para el dolor y su uso le permitirá sentirse mejor y mantenerse más fuerte.
  15. No suponga que no puede obtener alivio del dolor a menos que tome grandes cantidades de medicamentos. Algunos medicamentos orales muy simples y fáciles de tomar podrían ser suficientes para aliviar el dolor sin causarle una pérdida de su enfoque y capacidad para trabajar y funcionar.
  16. No se preocupe por volverse adicto a los medicamentos para el dolor. Tomar medicamentos para el dolor para poder pasar los días sintiéndose más saludable y más fuerte es lo contrario a la conducta adictiva. No obstante, tanto la dependencia física como la tolerancia son posibles a medida que su cuerpo comience a acostumbrarse a los fármacos, por lo que usted y sus médicos deberían tomarlos en consideración mientras comienza a tomar y deja de tomar diferentes medicamentos para el dolor.
  17. Considere participar en un ensayo clínico de un nuevo tratamiento o régimen experimental. Los ensayos clínicos son la única manera en que se desarrollarán y probarán apropiadamente nuevos y mejores tratamientos. Los ensayos clínicos son el motivo de que tengamos terapias eficaces para el cáncer de próstata hoy en día, y quedan muchas más terapias eficaces por explorar. 

Volver a Efectos Secundarios

Print | Bookmark and Share

1 in 7 men will be diagnosed with prostate cancer

prostate cancer guides and books

patient support

prostate cancer clinical trials