Prostate Cancer Foundation

donate ribbon

Donate Now    FAQs   Contact Us   Español   twitter   facebook

Navigation

VIVIR CON CÁNCER DE PRÓSTATA

Radioterapia

Volver a Opciones de Tratamiento


English | Español

La radiación conlleva destruir las células cancerosas y los tejidos circundantes con una exposición radiactiva dirigida. El uso de la radioterapia como tratamiento inicial del cáncer de próstata se describe a continuación. Algunas formas de radioterapia también se pueden usar en hombres con cáncer de próstata avanzado o reincidente.

Radioterapia de haz externo

Éste es el tipo más común de radioterapia. Las exploraciones por tomografía computarizada (TC) y las imágenes por resonancia magnética (IRM) se utilizan para cartografiar la ubicación de las células tumorales, y los rayos X se dirigen a esas áreas. Con la radioterapia conformal 3-D, un programa computarizado cartografía la ubicación exacta de los tumores prostáticos para que la dosis de radiación más alta pueda llegar a las células cancerosas dentro de la glándula.

La radioterapia de intensidad modulada (RTIM) permite a los médicos especialistas modular, o cambiar, la intensidad de las dosis y los haces de radiación, para dirigir mejor la radiación administrada a la próstata, mientras que simultáneamente se administran dosis más bajas a las células que se encuentran inmediatamente adyacentes al tejido de la vejiga y al tejido rectal. Estas técnicas mejoran constantemente y actualmente el uso de marcadores de guía (marcadores fiduciarios), que pueden ayudar a reducir los riesgos para el intestino y la vejiga con el paso del tiempo.

Como la planificación del tratamiento con estos tipos de radioterapia es mucho más precisa, se pueden utilizar dosis de radiación más elevadas—y más efectivas—con menos probabilidad de dañar los tejidos circundantes. Además, como la radiación actúa lentamente, el desarrollo de toxicidades en los tejidos circundantes normales también puede ser más lento.

Muchos estudios han demostrado que, mientras que la cirugía produce una pérdida más inmediata de la función eréctil, seguida por un período de recuperación, la radioterapia produce una pérdida más lenta de la función eréctil con el tiempo en los hombres que tienen una buena función eréctil antes del tratamiento. Al cabo de cinco años, los riesgos de disfunción eréctil parecen ser bastante similares en los hombres que han escogido radiación o cirugía.

Independientemente de la forma de radioterapia externa, las series de tratamiento generalmente duran cinco días a la semana aproximadamente siete u ocho semanas, y típicamente se realizan como paciente ambulatorio.

Terapia con haz de protones

La ventaja de utilizar protones en lugar de otras fuentes externas de haces es la precisión. Los protones de las partículas energéticas pueden alcanzar el tumor a tratar sin afectar al tejido circundante. Finalmente, este ataque directo sobre las células cancerosas causa su destrucción, ya que estas células son particularmente vulnerables al ataque debido a su rápida división.

El tratamiento con protones es especialmente valioso para tratar tumores sólidos localizados aislados, antes de que se extiendan a otros tejidos y al resto del cuerpo. Sin embargo, hasta la fecha la terapia con haz de protones no se ha comparado nunca directamente con las técnicas de radioterapia de intensidad modulada (RTIM) estándar, por lo que no sabemos si esto ofrece una ventaja sobre los enfoques estándar.

Los problemas de coste y acceso también han dificultado un uso más amplio. Las máquinas de terapia con haz de protones de hoy en día ocupan mucho espacio, debido a los grandes imanes que generan las partículas energéticas y las paredes de concreto que se necesitan para apantallar la radiación.

Las máquinas también conllevan un coste muy elevado —entre $25 y $150 millones— por lo que sólo un puñado de centros oncológicos puede comprar dichos equipos. En la actualidad hay muy pocas instituciones médicas con máquinas de haz de protones en los Estados Unidos.

A medida que se realicen esfuerzos para reducir el tamaño de estas máquinas, el coste de fabricarlas y el precio del tratamiento también deberían bajar, con lo cual se brindará a los pacientes con cáncer más accesibilidad a esta opción de tratamiento. Se espera que una máquina que está siendo desarrollada en la actualidad por los investigadores del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore tenga la quinta parte del tamaño y el costo de las máquinas que se están utilizando hoy en día.

Braquiterapia

Con la braquiterapia, pequeñas perlas metálicas que contienen yodo o paladio radioactivo se insertan en la próstata por medio de agujas que entran a través de la piel detrás de los testículos. Al igual que con la radioterapia conformal 3-D, se utilizan mapas precisos para asegurar que las semillas se coloquen en las ubicaciones apropiadas.

A lo largo de varios meses, las semillas emiten radiación al área circundante inmediata, la cual destruye las células del cáncer de próstata. Al cabo de un año, el material radiactivo se degrada y las semillas que quedan son inofensivas.

En comparación con la radioterapia externa, la braquiterapia se utiliza menos comúnmente, pero algunos pacientes prefieren esta opción, principalmente debido a que no requiere visitas diarias al centro de tratamiento. Los efectos secundarios pueden incluir disfunción eréctil, mayor frecuencia urinaria y obstrucción urinaria, y en raras ocasiones lesión rectal.

Importancia de la planificación de la dosis

De la misma manera que la destreza quirúrgica puede desempeñar un papel importante para determinar los resultados de la prostatectomía, la habilidad técnica y la destreza manual del radioncólogo pueden desempeñar un papel importante en los resultados de la radioterapia.

El uso de software informático y tecnología 3-D para ayudar a planificar la dosis y dirigirla hacia el tejido prostático ayuda enormemente, pero la destreza y la experiencia del radioncólogo marcarán la mayor diferencia. Cuando escoja a un radioncólogo, asegúrese como mínimo de que éste tenga amplia experiencia con una variedad de enfoques y pueda ayudarle objetivamente a decidir sobre el mejor plan de tratamiento. 


Volver a Opciones de Tratamiento

Print | Bookmark and Share

manhood for good

prostate cancer guides and books

patient support

prostate cancer clinical trials